komoot
  • Inspiración
  • Planificador
  • Funciones
Inspiración

Puertos para la MTB

En portada

Puertos para la MTB

Foto: Luigi_Alesi, CC BY-NC 2.0

Conquistar puertos de montaña en la MTB es una experiencia increíble. En el mejor de los casos, no hay pendientes extremas y la vía es ciclable de principio a fin, pero eso no es lo más común. Normalmente, tienes que improvisar y buscar tramos alternativos para seguir avanzando. En cualquier caso, cuando llegas arriba, el esfuerzo del ascenso palidece ante la idea de la bajada, sin duda la mejor parte de la ruta. Un sorbo de agua, un par de minutos para recuperar el aliento y ¡a pedalear! Toma el control del manillar y empieza a serpentear por pistas salpicadas de piedras, raíces y escalones hasta llegar al punto de inicio con los niveles de adrenalina por las nubes. ¿Qué es la libertad, si no esto?

Toma el control del manillar y empieza a serpentear por pistas salpicadas de piedras, raíces y escalones hasta llegar al punto de inicio con los niveles de adrenalina por las nubes. ¿Qué es la libertad, si no esto?

Puertos de montaña increíbles para la bici

Estas Colecciones creadas por otros entusiastas de los viajes en bici incluyen Rutas seleccionadas con mucho mimo y otra información útil.

Alpine passes — 10 classics for you and your bike

Colección de ciclismo de montaña de komoot

Giro Engiadina Bassa – 3 days of passes & trails

Colección de ciclismo de montaña de komoot

Up & down — mountain passes and singletracks for experts

Colección de ciclismo de montaña de komoot

Up & down — mountain passes and singletracks for beginners

Colección de ciclismo de montaña de komoot

On Britain's green tracks

Colección de ciclismo de montaña de komoot

¿Qué tengo que saber?

El ascenso

La subida es dura y requiere fuerza y resistencia, pero es parte de la diversión, ¿no? Te gustan los desafíos y siempre acabas ignorando esa voz interior que te dice que te des la vuelta, por eso eliges las montañas. Y una vez que coronas la cima, te olvidas del esfuerzo, del dolor, del sudor y hasta de los tacos que has soltado durante el ascenso. Ten en cuenta que hay que bajar lo que has subido, y hacerlo con flojera en las piernas no es la opción más segura, así que conviene dosificar la energía durante la subida y reservar una parte para bajar. Es mejor empezar suave en una marcha corta y ascender a una velocidad constante. Para a descansar cuando lo necesites, pero sin abusar. Cada vez que interrumpes la marcha pierdes un poco de motivación y la subida se hace más larga. No te olvides de beber agua y, por supuesto, de disfrutar de las vistas; ambas cosas serán más difíciles en el camino de vuelta.

El descenso

Si no tienes mucha experiencia, tómatelo con calma. Al principio, baja por pistas de gravel y deja los senderos estrechos más difíciles y las trialeras surcadas de piedras y escalones para cuando te sientas más preparado. En cuanto a la técnica, ve paso a paso. Encontrar la mejor trazada o saltar por encima de rocas o raíces no es fácil y requiere mucha práctica. Lo mismo ocurre con los frenos: solo practicando consigues hacerte con la mejor técnica. Elige el sendero adecuado para tu nivel, pero nunca pierdas de vista el verdadero objetivo: disfrutar a tope de la salida.

Te gustan los desafíos y siempre acabas ignorando esa voz interior que te dice que te des la vuelta, por eso eliges las montañas. Y una vez que coronas la cima, te olvidas del esfuerzo, del dolor, del sudor y hasta de los tacos que has soltado durante el ascenso.

Hay muchos tipos de bicis de montaña. Aquí tienes algunos.

Bicis para cross country o rally (XC)

La geometría está diseñada para que tengan gran capacidad de pedaleo y el cuadro es ligero. Por norma general, la suspensión no excede los 100-120 mm de recorrido.

Bicis para all mountain/enduro

Estos modelos son los más completos y, aunque muchas marcas tienen versiones separadas, comparten muchas características. Están diseñadas para ser eficientes y disfrutar a tope en todo tipo de terrenos. Las de all mountain tienen una suspensión con recorridos de entre 130 y 160 mm, mientras que las de enduro van hasta los 180 mm. Destaca la gran absorción de impactos, el sillín con tija telescópica y las horquillas, que permiten ajustes y bloqueos para descender con más seguridad.

Bicis para freeride

Aquí, lo que cuenta es divertirse saltando y haciendo piruetas en pistas de madera, metal o tierra, por eso la geometría del cuadro es corta para poder adoptar una buena posición en los descensos y mover la bici sin esfuerzo. La suspensión suele ser de entre 150 y 180 mm.

Bicis para descenso (DH)

Al estar diseñadas para el descenso a gran velocidad, estas bicis tienen un cuadro más resistente y doble suspensión, delantera y trasera, con un recorrido mínimo de 200 mm. Como los riders descienden la mayoría del tiempo de pie, el sillín suele estar en una posición baja que les da más libertad de movimiento. El manillar también permite adoptar una posición más agresiva para el descenso. Con estas bicis, ya te puedes ir olvidando de rutas con pendientes pronunciadas: ¡no es nada fácil subir con una bici de entre 15 y 20 kg!

Qué llevar contigo

Durante la ruta

Casco, culote, maillot, calcetines, zapatillas de ciclismo de carretera, braga de cuello, chubasquero.

Durante la tarde/noche

Pantalones cómodos, camiseta, ropa interior, forro polar o chaqueta de plumón y sandalias o zapatillas.

Para acampar

Saco de dormir, esterilla, hornillo, olla, navaja, tenedor-cuchara, taza y bolsa para echar la basura.

Lo que no se te puede olvidar

Repelente de insectos, crema de sol, botiquín de primeros auxilios, encendedor de repuesto para el hornillo, cuerda para tender la ropa, cámara de repuesto para la bici, herramientas, papel higiénico (tras su uso, entiérralo o llévatelo en la bolsa de basura), batería externa, la tarjeta de donante de órganos (es broma...).

Lo que no es imprescindible

Tienda de campaña, productos de nutrición deportiva, desodorante, lavavajillas y mucha ropa limpia para cambiarte.

¿Te parece útil? Compártelo con tus amigos.

Otras ideas interesantes

Sal, explora, ve más allá