Inspiración

Caminatas con lagos de ensueño

En portada

Caminatas con lagos de ensueño

Foto: Willian Justen de Vasconcellos

Los lagos tienen el poder de transmitirnos paz y serenidad, además de regalarnos vistas espectaculares. Sus aguas tranquilas, espejo de las nubes y el paisaje circundante, se vuelven misteriosas a medida que ganan profundidad.

Caminar a orillas de un lago te permite orientarte fácilmente: solo tienes que rodearlo hasta encontrar un sendero que te apetezca seguir o un rincón donde sentarte a hacer un pícnic y descansar. Y, en verano, no puedes visitar uno sin darte un buen chapuzón. Hay pocas cosas más reconfortantes que zambullirse en las aguas cristalinas de un lago tras varias horas de caminata por el monte.

Sus aguas tranquilas, espejo de las nubes y el paisaje circundante, se vuelven misteriosas a medida que ganan profundidad.

Rutas de senderismo a orillas de lagos

Estas Colecciones creadas por otros entusiastas de los viajes en bici incluyen Rutas seleccionadas con mucho mimo y otra información útil.

Five amazing lake hikes around Brandenburg
Colección de senderismo de
komoot
Experience diversity – hiking in eastern Belgium
Colección de senderismo de
Ostbelgien
The best Alpine lakes
Colección de senderismo de
komoot

Las mejores fotos de paisajes

Si quieres que tus fotos sean tan vívidas como tus recuerdos del viaje, sigue leyendo para aprender algunos trucos

La cámara

Lo primero que necesitas para sacar buenas fotos es una buena cámara. Y, aunque es verdad que ayuda mucho, tampoco es imprescindible tener la última réflex o una bolsa llena de objetivos de todo tipo. Un simple objetivo zoom con una distancia focal de entre 24 y 70 mm será suficiente. Si no tienes intención de imprimir las fotos en gran formato o de editarlas en software especializado, quizás te baste con la cámara del móvil. Solo has de tener en cuenta que la calidad de la cámara afecta directamente la calidad de las imágenes.

No tengas prisa

Una foto rápida hecha sin pensar rara vez resulta en una obra maestra. Es mejor sacar pocas fotos buenas (y hacer menos paradas) que muchas de mala calidad, puesto que las acabarás borrando cuando te pares a mirarlas más de cerca. Tómate tu tiempo y experimenta un poco con la cámara hasta que encuentres la foto perfecta: una que te siga poniendo los pelos de punta cuando la emoción de la Ruta haya sido engullida por la inercia de la rutina diaria.

El corte

Todas las fotos buenas tienen algo en común: siguen la regla de los tercios. Esto las hace muy agradables desde un punto de vista estético. Solo hay que dividir la imagen en nueve partes iguales imaginando dos líneas paralelas horizontales y dos verticales. El elemento más importante de la foto (por ejemplo, un árbol o un animal), se coloca en uno de los puntos de intersección de las líneas.

La luz

El aspecto más importante para hacer fotos de calidad es tener una buena luz. Es importante que el sujeto reciba la luz directa del sol y no esté en la sombra. Para esto, hay que tener en cuenta la hora del día e intentar hacer fotos cuando el sol no esté muy alto. Lo ideal es que tu sombra sea más larga que tú. Las fotos más bonitas se suelen tomar en los momentos posteriores al amanecer y previos al atardecer.

Naturalidad

Una buena forma de recordar mejor tus aventuras es aparecer en las fotos, pero solo si se hace de forma natural y sin posados. Las fotos serán mucho mejor si se captura a las personas en movimiento haciendo algo natural, como hablando o pedaleando.

Echa un vistazo a este artículo para seguir leyendo sobre cómo sacar buenas fotos de paisajes.

¿Te parece útil? Compártelo con tus amigos.

Sal, explora, ve más allá

Inspiración

Caminatas con lagos de ensueño