Inspiración

Vías ferratas

En portada

Vías ferratas

Foto:Tobias
Una vía ferrata está a medio camino entre el senderismo y la escalada, aunque se debe tener claro que no es una "versión para principiantes" de esta última. Este tipo de recorridos es más técnico y peligroso que la mayoría de los senderos y exige olvidarse del paisaje circundante, por espectacular que sea, para centrarse en lo que se tiene delante. Has de ser consciente de cada roca, de cada paso que das, de cada asidero y de cada sitio donde apoyas el pie. Todos los detalles cuentan para avanzar de forma segura. A diferencia de la escalada, en una vía ferrata no solo se tiene un arnés, sino que hay también diversos elementos de apoyo: algunos metálicos —peldaños, clavijas, cables— y otros no, como cuerdas o maromas. En esta página hemos recopilado la información más importante que necesitas si estás pensando en hacer una vía ferrata. Si es tu primera vez, te recomendamos ir con un guía profesional para evitar errores y prevenir accidentes innecesarios.
Todos los detalles cuentan para avanzar de forma segura.

Vías ferratas para ti

Estas Colecciones creadas por otros entusiastas del aire libre incluyen Rutas seleccionadas con mucho mimo y otra información útil. ¡Echa un vistazo!

Klettersteige in Österreich
Colección de senderismo de
komoot
Via Ferratas – on the paths of World War One
Colección de senderismo de
komoot
Super-Ferratas — from dawn till sunset
Colección de senderismo de
komoot
Via Ferratas for kids in Lower Austria and Styria
Colección de senderismo de
komoot

Niveles de dificultad

Hay varias escalas para determinar los niveles de las vías ferratas: la Hüsler y el sistema francés son dos de las más conocidas. La primera cuenta con cinco niveles, de la A a la E, de menor a mayor dificultad. El segundo añade un nivel más y va de fácil a extremadamente difícil. Sin embargo, estos niveles solo son válidos en condiciones meteorológicas buenas y sin lluvia, y hay que tener en cuenta que puede haber tramos de distintos niveles en un mismo recorrido. Antes de hacer una vía ferrata, infórmate bien del sitio y del nivel. No merece la pena salir a disfrutar de la naturaleza y acabar pasándolo mal. Si no tienes claro el nivel que más te conviene, elige una fácil para empezar y déjate aconsejar por el guía en todo momento.

Si no tienes claro el nivel que más te conviene, elige una fácil para empezar y déjate aconsejar por el guía. No intentes demostrar nada a nadie: nunca es una buena idea, pero mucho menos cuando estás colgado de una pared.

Equipamiento

Independientemente de la dificultad de la vía ferrata, necesitarás lo siguiente:

  • No tener miedo a las alturas.
  • Paso firme y seguridad en ti mismo.
  • Arnés de escalada.
  • Kit de vía ferrata, que se puede alquilar en tiendas o clubs de deportes alpinos.
  • Guantes finos, como los de jardinería.
  • Calzado de aproximación o zapatillas ligeras de senderismo.
  • Casco.
  • Cantimplora o botella de agua.
  • Barrita energética u otro tentempié.

Seguridad en la montaña

El tiempo

Hay dos tareas esenciales al despertarse en la montaña: desayunar bien y mirar la previsión meteorológica. En un solo día te puedes morir de calor, de frío y ver una tormenta. Cuando prepares el equipamiento, mira el pronóstico y lleva ropa para todo tipo de condiciones. Durante la ruta, los guardas de los refugios son la mejor fuente de información junto con el sitio web del club alpino local o nacional. Otra opción es preguntar a otros montañeros que te encuentres por el camino.

Posibles peligros

Atravesar una cordillera es muy emocionante, pero tiene sus riesgos, por ejemplo, terrenos pedregosos, senderos angostos con gran pendiente y desprendimientos de rocas. Para estar seguros, es importante prepararse bien, tener el equipamiento necesario y ser realistas a la hora de evaluar nuestras capacidades. Si no tienes experiencia en alta montaña, ve con alguien que sí la tenga.

Cuestión de respeto

Tanto si estás en un sendero bastante frecuentado como en uno apartado, respeta siempre el medio ambiente y a otras personas. Presta atención a tu entorno y no muevas las rocas; ten en cuenta que puede haber senderos ocultos por pendientes escarpadas y podrías herir a alguien. No dejes huellas cuando te vayas, excepto las de tus botas, o las cubiertas si vas en bici.

Teléfonos de emergencia

Antes de salir, busca el número de la unidad de rescate local y asegúrate de que tienes algo de batería en el móvil. Sé consciente de dónde estás en todo momento para poderlo explicar en caso de emergencia.

  • Teléfono de emergencias de la Unión Europea: 112
  • Teléfono de emergencias de la Guardia Civil/GREIM: 062
  • Más consejos: www.montanasegura.com

¿Te parece útil? Compártelo con tus amigos.

Sal, explora, ve más allá

Inspiración

Vías ferratas