Inspiración

Bikepacking

Bikepacking

Una bici y una ruta: el camino más corto hacia la libertad.

Dice la leyenda que para organizar un buen viaje de bikepacking, de esos que no se olvidan fácilmente, hace falta “más”: más tiempo, más experiencia, más equipamiento... Nada más lejos de la realidad. Lo único que necesitas es despertar tu espíritu de aventura y un poco de tolerancia a lo desconocido. Con eso, ya puedes disfrutar de una salida en bici de varios días.

Busca algo que te motive, por ejemplo, un itinerario totalmente nuevo o una distancia que te suponga un reto completar, y ya está: ahí tienes tus dos jornadas sobre dos ruedas con una pernocta entre ellas.

No hay reglas sobre cómo hacerlo, lo único importante es hacerlo. ¡Ponte en marcha y disfruta a tope!

Lael Wilcox, ciclista de ultrafondo y embajadora global de ciclismo de komoot

Encuentra tu Ruta ideal de bikepacking

Estas Colecciones creadas por otros entusiastas de los viajes en bici incluyen Rutas seleccionadas con mucho mimo y otra información útil.

Filtrar por
Dos Desiertos Españoles
Colección de cicloturismo de
Cycling Through A Pandemic
(Re)descubriendo mi hogar – bikepacking en el norte de España
Colección de cicloturismo de
Belén Castelló
Un verano largo y caluroso en México
Colección de ciclismo de montaña de
Cycling Through A Pandemic

Prepárate como un pro: cuatro aspectos que debes tener en cuenta al planificar tu viaje de bikepacking

No hay una regla de oro sobre cómo convertir una aventura de bikepacking en una experiencia inolvidable, pero sí hay varios aspectos generales que no puedes dejar de lado durante la planificación. Nuestros embajadores lo saben muy bien. Sigue leyendo para descubrir cómo preparan ellos sus salidas:

El itinerario

La ruta que decidas es clave, puesto que de ella dependerán todas las demás decisiones. Antes de planear nada, recuerda que lo principal es pasarlo bien. Eso significa que la distancia no debe suponer un esfuerzo sobrehumano. Piensa también que cuanto más cargues la bici, más difícil será moverla, así que no busques destinos poco realistas.

¿Hasta dónde quieres llegar? ¿Te apetece explorar sitios muy apartados? ¿Eres más de gravel o prefieres una aventura ciclomontañera con la MTB? ¿Qué te motiva más: un viaje de varios días que ponga a prueba tus límites y exija muchos preparativos o una noche tranquila bajo las estrellas?

La bicicleta

Para el austríaco Max Riese, un auténtico pro del bikepacking, la bici es menos importante que la ruta en sí. Los neumáticos más anchos son más polivalentes y ofrecen más flexibilidad, pero lo importante es planificar el itinerario en función de la bici que tengas.

El equipamiento

Erwin Sikkens, embajador de ciclismo de los Países Bajos, aconseja no complicarse mucho: “Para empezar, te puedes hacer tu propio kit con unas bolsas estancas y un par de correas de silicona. Cuando vayas viendo qué tipo de aventura te gusta, puedes ir comprando más material”. Tampoco conviene obsesionarse con el equipamiento ultraligero: si puedes mover la bici sin problema una vez que la cargues, puedes salir con lo que tienes.

Qué llevar contigo

Cuando se trata del peso, Lael Wilcox lo tiene claro: cuanto menos lleves, más ligera será la bici y más disfrutarás la experiencia. Su consejo es elegir la ropa según el pronóstico del tiempo y su método favorito son las capas. No lleves ropa para frío y para calor; es mejor ir poniéndose o quitándose capas según la temperatura.

Acepta los imprevistos durante la ruta

Planificar bien es fundamental para gozar de un viaje de varios días, pero está claro que siempre van a quedar flecos sueltos que no se pueden prever. Y eso, precisamente, es lo que convierte la salida en una aventura. Lo mejor que puedes hacer es aceptar las cosas como vienen: lo bueno, lo malo y todo lo que pase entre medias, y aprender a disfrutar de cada momento para ir llenando la mochila de nuevas experiencias. Poco a poco, tendrás mil y una anécdotas como estas que contar:

La vez que Mark Beaumont fue enseñando el pandero por toda Australia

Durante mi viaje de bikepacking por la zona más desértica de Australia, después de varias semanas, un coche frenó para ponerse a mi altura y decirme que mi culote estaba tan gastado que todo el que pasaba tenía una vista panorámica perfecta de mi trasero. Eso sí, no pude hacer mucho hasta que llegué a Adelaida la semana siguiente...

La vez que Jenny Tough se apuntó a una carrera de MTB de ultrafondo sin tener una bici de montaña

Una de mis mejores anécdotas es el evento SRMR (Silk Road Mountain Race). Me inscribí a “una de las carreras de MTB más duras del mundo” sin tener siquiera una bicicleta de montaña. Pensé que no tenía ninguna posibilidad, así que lo mismo me daba. Pero claro, estoy acostumbrada a estar por el monte (hay zonas por las que había corrido y las conocía muy bien), y eso me dio confianza y acabé mucho mejor de lo que me imaginaba cuando me apunté. Además de ser una inyección de autoestima, compartí experiencias increíbles con los otros participantes.

La vez que Max Riese pidió carne de caballo para comer

En un viaje a Kirguistán, me equivoqué al pedir una “shamsi”, una empanadilla frita. La pedí de verduras, pero me la dieron de carne de caballo y cebolla (y leche de yegua fermentada). No es exactamente el plato estrella para un vegetariano.

El bikepacking es una forma excelente de aprovechar la libertad que te brinda la bicicleta. Con estos consejos de nuestros expertos y una pila de Colecciones para inspirarte, solo queda una cosa por hacer: ¡empezar ya mismo a planificar tu próxima aventura de varios días!

Inspiración

Bikepacking